Imprescindibles de Toledo para hacer turismo

Share on facebook
Share on twitter

LOS MEJORES LUGARES PARA VISITAR EN TOLEDO

Cuando necesitamos información turistística recurrimos a múltiples fuentes. Seguro que muchos de nuestros lectores han hecho un viaje a Toledo, pero estamos seguros que, muchos, han pasado solo un par de horas. Un viaje relámpago, una visita fugaz. Queremos dejar claro que ver Toledo ciudad en su totalidad no basta con un día. Ir a comer a Toledo está muy bien, pero hay que dormir en la ciudad, conocer la noche y el atractivo de Toledo nocturno. ¡Que menos que un fin de semana para disfrutar algunos de sus muchos atractivos!. Por ello, si quieres descubrir los lugares secretos y más bonitos de Toledo debes seguir leyendo.

Si confías en nosotros te vamos a ofrecer un buen puñado de ideas para hacer en Toledo. Algunas serán más comunes e imprescindibles para algunas guías. Otras verás como no aparecen en las guías, pero te harán pasar un fin de semana espectacular. Aquí van los mejores lugares para perderse en Toledo:

Comenzando nuestra visita por Toledo…

Os proponemos comenzar el recorrido tomando un café en cualquier terraza al aire libre que si el tiempo lo permite inundan la ciudad. Ver a sus gentes, turistas y lugareños, te hará comprender el lugar en donde te encuentras y comenzar con ganas a disfrutar de la ciudad.

Visitar la Catedral de Toledo. La “Primada de España” es un deber en cualquier visita a Toledo. No es un lugar para perderse, porque lo habitual es que siempre haya gente, pero si logras buscar un refugio dentro de su monumentalidad, es fácil sentirse solo. Subir a la campana Gorda es una experiencia única.

Posiblemente te encuentres también mucha gente paseando por la calle del Comercio, que desemboca en la plaza por excelencia y el mercado de las bestias. Su arquitectura merece la pena.

No dejes de leer:

Grandes monumentos de Toledo

Entre los grandes monumentos destacamos el Alcázar de Toledo, que hoy aloja el museo del ejército y que puedes dejar para visitar el domingo, ya que su entrada en gratuita. Tampoco debes dejar de visitar la iglesia de San Juan de los Reyes, lugar que fue el panteón inicial de los Reyes Católicos y que cuenta con un claustro gótico bellísimo.

Alcazar de Toledo
Alcázar de Toledo

Toledo cambia de noche y de día, por lo que procura guardar fuerzas para poder salir y visitar sus calles cuando el sol ha caído. Te encontrarás una ciudad diferente. Un paseo por la Judería al caer la noche te permitirá sentir el silencio que se respira en esos callejones sombríos, estrechos y solitarios.

Toledo y el Greco llegan a ser sinónimos. No debes perderte el Museo que lleva su nombre, ni las obras que se exponen del mismo en la Catedral.

Pero también puedes perderte visitando el Museo Sefardí, en la Sinagoga de Samuel ha Leví, o descubriendo la Mezquita del “Cristo de la Luz”.

Pero en Toledo puedes perderte, además, conociendo sus puertas y murallas, sus escondidas rutas por las cuevas y subterráneos. Especial interés tiene la Cueva de Hércules. Los puentes de Toledo, como el del San Martín y Alcántara, merecen un paseo desde el que contemplar el río Tajo. Se puede ir de puente en puente disfrutando de una senda muy especial y de gran belleza.

Sin lugar a dudas, un lugar para perderse en Toledo, apartado de las rutas turísticas habituales, se encuentra en el Circo Romano, del siglo I. Sus restos son un lugar con mucha magia y en los que, lo más normal, es que te encuentres solo.

Si te gustan los museos podrás encontrar algunos muy interesantes como el Museo Safardí o del Greco.

Otros lugares de interés

La ciudad cambiar según el ángulo desde el que la observas, por eso te recomendamos tomar alguna foto o simplemente disfrutar del paisaje, desde la torre de la Iglesia de San Ildefonso o desde el Castillo de San Servando.

Te recomendamos otros emplazamientos en los que encontrarás muchos menos turistas y en los que podrás encontrarte, en muchas ocasiones, como un turista único para quien han abierto los espacios. La iglesia de San Román, ahora museo de los Concilios y la Cultura Visigoda.

A estas alturas te habrás dado cuenta de la gran cantidad de iglesias y conventos que puedes visitar en Toledo. Maravillosos y bien conservados. Pues para tomar una copa te vamos a mandar a una vieja iglesia reconvertida en sala de copas. El Circulo del Arte, en la plaza de San Vicente. Sin lugar a dudas, un lugar muy original y especial.

Si vas a Toledo no puedes dejar de visitar un cigarral. Muchos son privados, podemos encontrar algunos abiertos en forma de hoteles y restaurantes. Pásate por el Cigarral de las Mercedes, el del Ángel Custodio o el muy conocido de Cervantes.

De turismo en Toledo bien se puede disfrutar en solitario o con familia. Si bien es un destino muy recomendado para ir en pareja. Después de un día de visitas y excursiones, podrás disfrutar de una cena romántica en restaurante con buena carta de vinos y una cocina de estrellas. Lugares a los que ir suponen un esfuerzo, pero de los que te llevarás un recuerdo inolvidable. Los más conocidos son “La Ermita” o “Adolfo”.

Porque ir a comer a Toledo está bien, pero todo lo demás, no puedes perdértelo. ¡Vale la pena!